Hace diez años

Publicado: 09/09/2010 en Real World
Etiquetas:, , , , , ,

Hace diez años un chico de secundaria se sentó ante una maquina de escribir para hacer la tarea de ese día, una composición (todavía no era lo suficientemente pretencioso para llamarle ensayo) sobre los símbolos patrios. Hoy se sienta enfrente de la computadora para lanzar esa composición al mundo.

Esto fue lo que escribió:

Composición a los símbolos patrios

Bandera, Escudo e Himno Nacional; símbolos que nos identifican como mexicanos, desde el mas pobre y humilde hasta el mas asquerosamente rico, aunque este ultimo haya vendido su alma a los gringos.  Pero parece que solo nos nace lo patriota cada vez que ganamos -¡¿ganamos kimosabi?!- una medalla en juegos olimpicos o en un partido de la Selección Mexicana.

Que emocion debe sentir un mexicano cuando en el extranjero tocan nuestro Himno Nacional, pero en casa apenas muestra el respeto necesario hacia la Bandera y se la cuelga y la agita solo en las consabidas circunstancias.

¿Pero que hay que hacer para que nuestro amor por la patria sea verdadero y a demostrarlo no solo cuando nos conviene? Hay quienes dicen que hay que enseñar el amor a la patria en las aulas oficiales, pero primero hay que darles a las generaciones que se aproximan motivos suficientes para querer el suelo que pisan, y eso depende en gran medida lo que hagamos nosotros en nuestros mejores días.

Aunque suene muy parecido a lo que cierto personaje con botas esta diciendo, esto va mas allá de simples discursos repetitivos y pobre demagogia, se trata de que nosotros tomemos conciencia de la situación, de lo que podamos arreglar en el país, aunque sea muy pequeño, aunque solo sea no tirar basura, aunque solo sea enseñar a alguien a leer, cosas así de insignificantes que nos traigan la tranquilidad de conciencia de que estamos mejorando, no solo en lo económico, sino que en lo moral, social y espiritual; que algún día miremos nuestra bandera ondear en cualquier lugar y nos digamos a nosotros mismos: ” esa es la Bandera que representa a un gran país que se construyo con el esfuerzo de millones de personas, y del cual yo también formo parte”. Que cuando escuchemos el Himno Nacional exclamemos “Este es un canto dirigido a los hombres valientes que construyeron una Nación, la nuestra”. Que cuando contemplemos el Escudo Nacional musitemos orgullosos: “he ahí nuestros orígenes y nuestras raíces comunes, el emblema que nos une a todos bajo sus alas, no hay otro mas bello en todo el mundo”.

Todos los mexicanos tenemos este sentimiento dentro del alma que nos dice que nuestro país puede ser grande entre los grandes , y no como ahora, grande entre los pequeños. Es hora de despertar al gigante, es hora de comer y de dar de comer a los hambrientos, es hora de trabajar y dar trabajo a los desempleados, es hora de ayudar y aceptar, aceptemos y ayudemos pues a nuestros hermanos indígenas. Si bien los mexicanos sabemos conjugar el verbo “dar”, la mayoria de las veces lo conjugamos como “dame, dame y dame”. Es hora de aprender a decir “doy” en vez de “dame”, “trabajemos” en vez de “trabajen”, y “ayudemos” en vez de “ayuden”. No pretendo dar lecciones de gramática ni enseñar a los que saben, solo expreso mi opinión.

Que hermoso sera cuando todos los mexicanos conozcan la historia de México, conozcan también sus orígenes, pero sobre todo, se sientan orgullosos de sus Símbolos Patrios: Bandera, Escudo e Himno Nacional; símbolos que nos identifican como mexicanos, amemoslos no solo porque lo hicieron nuestros antepasados o porque nos convenga, amemoslos porque representan a un gran país, nuestro país.

Hace diez años todos eramos mas ingenuos, y teníamos mas esperanzas también. También me di cuenta que yo no siempre he sido un cínico descarado, pero tampoco he sido nunca un completo iluso.  Ahora, al paso de los años veo que en esta composición hay muchísimos lugares comunes y mucho de la verborrea que nos ha inundado por años,y mucha mas en estos días bicentenarios,  pero tengan piedad de mi, era solo un chico de 14 años cuando la escribí.

También creo que enfrentar a la realidad, en especial la que vivimos ahora, sin una pizca de esa vieja ingenuidad, bueno, eso realmente puede hacerte pedazos.

Y algo de hace mas de diez años:


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s