los dias en la tumba

Publicado: 15/12/2008 en Salud y bienestar
Recuerdo como las gotas de lluvia caian sobre mi ataúd y retumbaban en la madera; formaban una extraña canción que solo yo podia oir. Tambien recuerdo el aroma húmedo y fresco de la tierra de un hoyo recien hecho, y como ese olor a tierra mojada se mezclaba con el aroma delicado de las flores. Todo era de una frescura estupenda. Todo era tan agradable en los primeros dias, no como ahora, esta peste es insoportable. Si los gusanos no hubieran comido ya mi carne, seguro que ya habria salido a respirar un poco de aire fresco.
Los gusanos tambien se han vuelto una molestia, al principio me hacian cosquillas pero ahora son demasiados y estan por todas partes, hurgando, arrastrandose, mordiendo vorazmente.
La tumba es un lugar tibio, no se por que dicen que es fria; es un lugar tibio y aburrido. En la tumba solo puedes hacer una cosa: recordar. Una y otra vez, los mismos recuerdos. A veces te aburres de los mismos recuerdos y empiezas a inventar otros. Recuerdos apocrifos de un pasado que nunca existio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s